Tina

tina-bio-picTina

En primer lugar, quisiera dar las gracias a Amelie, y a toda la gente que se ha cruzado en mi vida y me ha guiado en mi viaje hacia la búsqueda de mi verdad.

Desde que nací, y por problemas de salud, he tenido que enfrentarme a situaciones muy difíciles. Fue en esos momentos de fragilidad, cuando mi confianza en mí creció y se reforzó. Vi claro que las cosas funcionarían, todo saldría bien, si siguiera mi corazón.

Dado mi origen multicultural, desde siempre he estado fascinada por la gente y las diferentes culturas, y poco a poco creció en mí el deseo de viajar, explorar y vivir en otros lugares. Tras un recaída en 2011, como parte de mi recuperación decidí ir a vivir a Argentina en un Krishna Ashram. Fue mi primer contacto real con un nuevo estilo de vida: el yoga, e inmediatamente supe que había encontrado mi camino.

Hoy en día, cruzar puentes colgantes se ha convertido en mi arte. Las cuerdas que sostienen esos puentes, que mantienen mi vida son el yoga. De él saco la fuerza y la flexibilidad para encontrar el equilibrio en este caótico y delicado mundo. La práctica del yoga me ha llevado a entender la interconexión e interdependencia de estas fuerzas opuestas, y cómo continuamente se van transformando la una en la otra, creando una unión mayor – el camino del hatha yoga. Me ha ayudado a tener un mayor entendimiento global y ser más consciente de los hechos presentes.

Me apasiona poder conectar con la gente y compartir esta antigua sabiduría para curar y purificar, ayudándonos los unos a los otros para fluir en armonía a través de la vida.

Nos vemos en clase!